La Televisión pública en Argentina

Los Medios Públicos en Argentina

El Sistema Nacional de Medios Públicos es el encargado de gestionar la televisión y radio públicas en Argentina. Canal 7 es la Televisión Pública Argentina, y la RNA (Radio Nacional de Argentina) es el medio radiofónico público.

Entre sus objetivos encontramos:
– Asegurar a toda la población argentina el derecho a una información plural, veraz e imparcial.
– Garantizar una adecuada cobertura y difusión de las actividades del Estado en los ámbitos nacional, provincial y municipal y de las ONG.
– Fomentar el respeto por los derechos humanos.
– Difundir las producciones artísticas, culturales y educativas de ámbito nacional.
– Contribuir al fortalecimiento de la integración nacional y al mejoramiento de las formas de convivencia humana.
– Establecer procedimientos transparentes para garantizar su equidad, eficiencia y eficacia.

Televisión Pública Argentina

Se creó en el año 2002, aunque no he encontrado algún organismo concreto de control de la difusión pública que funcionara en el pasado. Esto lleva a pensar que el gobierno era el que gestionaba en solitario los medios públicos

La Televisión Pública: Canal 7

Compitiendo con otras cuatro cadenas en abierto, Canal 7 es la única que tiene cobertura en todo el país a través de repetidores. Emite desde Buenos Aires.

Con el nombre inicial de Radio Belgrano Televisión, su primera emisión oficial fue el 17 de mayo de 1951, con una retransmisión especial, motivo del Día de la lealtad, acto que sólo pudieron recibir los treinta costosos aparatos que existían en ese momento y en un radio de 500 metros de la antena emisora. Pero no fue hasta el 4 de noviembre cuando empezó la emisión regular, con cuatro horas de programación diaria.

Tras el mundial de fútbol de Argentina 78, la cadena pasó a llamarse Argentina Televisora Color¸ haciendo referencia a las primeras retransmisiones en color.

Durante la presidencia de Carlos Menem, y bajo la dirección de Gerardo Sofovich, pasó de ser una Sociedad Estatal a una Sociedad Anónima, como previo paso a una hipotética privatización que, finalmente, no llegó a producirse.

Veinte años después de la primera retransmisión en color, y con la gestión de Fernando de la Rúa, adoptó el nombre actual de Canal 7, apostando tanto por programas de entretenimiento, como culturales y educativos. A mediados de 2006 se dio un giro más hacia una televisión pública, de interés general, renovando la programación a ciclos culturales, noticiarios federales, musicales, cine, documentales, etc., con la intención de recuperar la calidad artística de la emisora.

Sobre el papel (o la web de Wikipedia) esto queda muy bonito, pero indagando por otros lugares, podemos ver que no todo el mundo está de acuerdo con la función pública de la cadena.

Cámara de estudio de Canal 7

Televisión Pública de… ¿calidad?

El discurso inicial de Evita Perón fue el pistoletazo de salida para la emisión pública de televisión en Argentina durante el ya mencionado Día de la lealtad. Según algunos, este discurso fue más que una declaración de principios, o como he leído por ahí, el testamento en vida de Evita. Hubo quien interpretó el comienzo de la televisión de uso gubernamental por excelencia en el país.

Aún hoy en día hay políticos, profesionales del medio y televidentes que se quejan de un intervencionismo del gobierno de turno en la televisión pública.

Un frente de discusión es la financiación. En Argentina el gobierno decide cuánto dinero destina a financiar las cadenas públicas, habiendo llegado hasta los 20 millones de pesos; en otros países, es el Parlamento en pleno el que decide este presupuesto, amén de existir otras formas de recaudar fondos, como la publicidad.

Por otro lado, tenemos la programación en sí. Se critica a Canal 7 que no sea capaz de ofertar unos contenidos que interesen a la población en general, tal y como hacen las televisiones públicas europeas.

Silvia Itkin, periodista y escritora argentina, afirma: “Creo que Canal 7 está en decadencia y sigue siendo gubernamental. La prueba es que cambiaron el logo cuando se fue (Fernando) De la Rúa. Me parece que hay una leyenda urbana que dice que poniendo en pantalla a cantantes folclóricos, espectáculos de tango y del campo implica hablar del país. En realidad lo que se hace es una postal estereotipada”.

Según Rodolfo Hermida, ex funcionario del Canal 7: “Canal 7 se sigue administrando como una emisora al servicio del gobierno de turno. Hoy, el canal es un desastre y lo digo con tristeza”.

Son algunos ejemplos del descontento que se vive en Argentina con la televisión pública. Aunque quizá la mayor crítica que queda patente en las declaraciones de unos y de otros, es que no es una televisión democratizada, y que sólo emite para unos pocos, ignorando las minorías y marginando a la población, por desgracia, aún analfabeta.

Una información redactada por J. Marcos Serrano (@JMarcosSerrano)

Bibliografía y recursos

http://es.wikipedia.org/wiki/Canal_7_Argentina
http://www.rt-a.com/72/16-72.htm
http://www1.hcdn.gov.ar/dependencias/cceinformatica/Jornadas%20SNMP/Notas_periodisticas/Villarruel_LaNacion.html

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *